DestacadoSustentabilidad

Países latinoamericanos se unen para restaurar el clima, los sistemas alimentarios y la biodiversidad

0

17 países latinoamericanos están comprometidos, dentro de iniciativa 20×20, a proteger y restaurar 52.6 millones de hectáreas de ecosistemas 

Gana premio por proyecto la iniciativa Ejido Verde, que ha ayudado a 13 comunidades locales indígenas en Michoacán, México 

 Por WRI MÉXICO
​​Washington D.C.- Países de América Latina y el Caribe reafirmaron su compromiso con el combate contra el cambio climático, la creación de sistemas alimentarios sostenibles y con la protección de la biodiversidad mediante el uso de una solución clave basada en la naturaleza: restaurar los paisajes degradados.

Diecisiete países, la provincia de Santa Cruz (Bolivia) y socios privados avanzan, en el marco de la Iniciativa 20×20, en la meta de proteger y comenzar a restaurar 52.6 millones de hectáreas de tierras, una superficie mayor que la de Paraguay, para el año 2030, el último de la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas.

“Entre 2017 y 2018, el 58 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero de América Latina provinieron de la agricultura, los bosques y otros usos de la tierra”, afirmó Walter Vergara, Coordinador de la Iniciativa 20×20 e investigador senior del World Resources Institute (WRI).

“La restauración de paisajes representa un camino rentable para que América Latina alcance la neutralidad de carbono para mediados de siglo. La restauración del suelo en esta región también conlleva sustanciales beneficios para la economía, la producción agrícola y la protección de su biodiversidad”, agregó.

Por este motivo, los 24 socios financieros de la Iniciativa 20×20 han destinado 2.5 mil millones de dólares para la inversión en conservación forestal, reforestación, agroforestería, restauración de pastizales y agricultura baja en carbono.

En total, los socios del sector privado y programas gubernamentales* han comenzado a restaurar y proteger 22.6 millones de hectáreas de tierras en 135 proyectos desde que la Iniciativa 20×20 comenzó el movimiento de Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN) en América Latina en las negociaciones climáticas de la ONU en Lima (COP20)**. Más de 60 de estos proyectos se pueden consultar en la página de la Iniciativa 20×20 aquí.

Del total de 22.6 millones de hectáreas, casi dos tercios se encuentra en áreas de conservación nuevas y un tercio en proyectos de restauración de tierras. La protección de los bosques existentes es especialmente importante, ya que es la forma más rentable de reducir las emisiones y preservar los bosques naturales. Sin embargo, esto también ilustra la necesidad de una mayor inversión en programas de restauración del paisaje, los cuales pueden beneficiar socioeconómica y ecológicamente a las comunidades locales. En América Latina, la restauración puede redituar hasta mil 140 dólares en valor económico por hectárea, además de generar beneficios para la biodiversidad y el suministro de agua.

En este contexto, 8 Ministros de Medio ambiente y Agricultura firmaron un comunicado en la Reunión Anual de Socios de la Iniciativa 20×20, que se celebró del 18 al 20 de mayo. En el comunicado, los Ministros manifiestan su deseo de defender y promover paisajes amigables con el clima, los alimentos y la biodiversidad, todas estas metas importantes rumbo a las negociaciones climáticas del Acuerdo de París (COP26), la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas y la Conferencia de Biodiversidad de las Naciones Unidas (COP15).

“La protección y restauración de los ecosistemas es fundamental para lograr el desarrollo sostenible y alcanzar la neutralidad de carbono. Además, es una estrategia que paga dividendos sociales y económicos”, declaró Andrea Meza, Ministra de Ambiente y Energía de Costa Rica.

En adición al gran número de proyectos ya en implementación, para convertir ese compromiso en realidad, los países y socios de la Iniciativa 20×20 han logrado avances significativos en los últimos dos años, a pesar de la actual crisis ocasionada por la enfermedad COVID-19:

El Observatorio de Restauración y Reforestación de Brasil ha identificado miles de hectáreas bajo restauración activa y millones de hectáreas bajo regeneración natural. Aunado a las políticas de agricultura baja en carbono a nivel estatal en los estados de Espírito Santo, Mato Grosso y São Paulo -todos ellos con compromisos de la Iniciativa 20×20-, este progreso en monitoreo demuestra que la restauración es clave para las políticas de recuperación verde en Brasil.

Chile ha incluido el objetivo de restaurar 1 millón de hectáreas de ecosistemas naturales en su Contribución Nacionalmente Determinada (NDC) al Acuerdo de París mediante el Plan Nacional de Restauración de Paisajes 2021-2030, actualmente bajo revisión interna después de un proceso de consulta pública.

Colombia se ha comprometido a lograr la deforestación neta cero para 2030, así como a conservar los ecosistemas de la selva amazónica y los páramos, con planes para emprender proyectos masivos de reforestación y restauración de paisajes como parte de su NDC.

Costa Rica ha logrado avances significativos en su objetivo de convertirse en un país carbono-neutral al adoptar la gestión sostenible de la tierra.

Mediante el Acelerador de políticas de restauración, Chile, El Salvador, Guatemala, México y Perú están modificando sus incentivos de política para la restauración y diseñando nuevos programas públicos.

El Salvador también ha diseñado un Índice de sostenibilidad para la restauración del paisaje que refleja las prioridades locales y mide el almacenamiento de carbono, la biodiversidad, la salud económica y la calidad del agua en el paisaje degradado de El Imposible-Barra de Santiago. Ahora espera expandir el sistema a nivel nacional.

“La urgencia de los desafíos climáticos y la creciente conciencia de que dependemos de la naturaleza hace que la inversión en la naturaleza sea una clase de activo muy necesario, con el mercado de carbono como herramienta para fortalecer el atractivo financiero de las opciones basadas en la tierra”, comentó Caroline Van Tilborg, Gerente de Activos de Carbono de HSBC Pollination Climate Asset Management.

“La restauración y conservación de bosques y otros paisajes naturales es la mejor garantía para mantener la rica biodiversidad de la región”, afirmó Rosa Lemos de Sa, CEO del Fondo de Biodiversidad (Funbio) de Brasil.

La Secretaría de la Iniciativa 20×20 hace un reconocimiento a tres socios por su impacto en las personas y el clima durante la crisis del COVID-19 y les galardona con los Premios especiales 2021.

Ganador del premio del programa: PROBOSQUE, Estrategia Nacional de Restauración del Paisaje Forestal de Guatemala

Para conservar y restaurar sus bosques, el gobierno de Guatemala promulgó la ley PROBOSQUE, una política integral que comprende pagos directos en efectivo para apoyar a los terratenientes locales que están restaurando tierras degradadas. Por medio del programa, Guatemala ha invertido más de 16 millones de dólares por año, un total de 65 millones de dólares.

Ese financiamiento ha permitido a las comunidades locales restaurar unas 82 mil hectáreas de tierra. PROBOSQUE, liderado por el Instituto Nacional de Bosques (INAB), proporciona un ejemplo claro de que las políticas públicas eficaces pueden acelerar la restauración.

Ganador del premio al proyecto: Ejido Verde

El socio de la Iniciativa 20×20 Ejido Verde ha ayudado a 13 comunidades locales indígenas en Michoacán, México, a mantener 4 mil 262 hectáreas de pinos productores de resina en 700 tierras familiares. Su singular visión a largo plazo prepara a estas comunidades para producir resina de alta calidad que se utiliza en artículos del día a día como el pegamento, la cinta adhesiva y la goma de mascar, a la vez que protege al medio ambiente. Al forjar sólidas alianzas con estas comunidades, Ejido Verde promueve la salud socioeconómica y ambiental de la región.

Ganador del premio a la cartera: Uncommon Cacao

Uncommon Cacao trabaja con agricultores de 10 áreas en Latinoamérica para preservar aquello que garantiza la alta calidad del cacao: la prosperidad del agricultor y las prácticas agrícolas sostenibles. Pomona Impact, un socio financiero de la Iniciativa 20×20, ha jugado un papel clave en la creación de la cartera de proyectos de Uncommon Cacao ayudando a la compañía a expandir más allá de su etapa inicial de crecimiento. Ahora tiene operaciones de exportación en Belice y Guatemala, así como servicios de distribución en los Estados Unidos y los Países Bajos.

adminven

Last call for Incredible Impacts entries with expanded eligibility criteria

Previous article

Surf en Riviera Nayarit: Clásico El Anclote Punta de Mita

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Destacado